¡Es posible!

Muchas veces cuando alguien sonríe nos podemos llegar a preguntar si realmente siente lo que muestra o está actuando.

Además, hay programas informáticos que analizan las fotografías y nos dicen si el gesto que la persona retratada ha realizado es forzado o no.

gat

Pero estando frente a frente también podemos distinguir una sonrisa real de una forzada.

Una sonrisa falsa o forzada, solamente activa los músculos de los labios y la boca, mientras que, la sonrisa verdadera aparece como respuesta involuntaria a una emoción espontánea.

Además, esta última activa los músculos orbiculares que rodean a los ojos.

Los pómulos se elevan y las cejas descienden levemente.

También, si la sonrisa es muy amplia, podremos observar patas de gallo y brillo en los ojos.

Be Sociable, Share!

Almudena Larriba