Muchos enamorados, sobre todo en la antigüedad, solían escribir cartas de amor a sus mujeres o sus futuras esposas para expresarles lo que sentían.

En la actualidad eso se lleva menos y la tradición se ha perdido, pero se usan otros métodos.

Como todos sabréis esos métodos son los mensajes de móvil, las llamadas telefónicas y los útiles emails.

Pero no por ello debemos olvidar la carta más larga de amor que se sabe que se ha escrito. continúe leyendo…

Almudena Larriba